El cerebro adicto

El cerebro adicto

Sinopsis del texto de Verónica Guerrero Mothelet,

tomado de la Revista de divulgación científica de

 la UNAM ¿Cómoves?

 

Hasta hace algunas décadas las adicciones se consideraban como un problema moral y de falta de voluntad, pero en éste texto hablaré de cómo la ciencia ha demostrado que éste problema va mucho más allá de eso, siendo que hábitos de personas que la padecen han desarrollado raíces químicas que los hacen consumir y abusar de sustancias aún sabiendo el daño que pueden causarles.

En 1930se inició el estudio científico de las adicciones, y a lo largo de todas éstas décadas se han desarrollado y comprobado teorías muy diferentes de las iniciales. Algo muy importante es el reconocimiento de los procesos bioquímicos en los que las sustancias adictivas interfieren dentro del organismo de las personas que son adictas a ellas. Sustancias tales como la nicotina, alcohol, inhalables y cocaína afectan el tallo cerebral, interfiriendo en los neurotransmisores ya sea suplantándolos o saturándolo de ellos. El doctor Rubén Baler, científico de la salud de la Oficina de Políticas Científicas del NIDA, menciona que la adicción es una enfermedad que progresa por etapas y que algunas sustancias adictivas provocan estados de euforia que al no ser inducidos naturalmente el cerebro requiere de dichas sustancias nuevamente para volver a experimentar esas sensaciones, lo cual se vuelve un ciclo. Al mismo tiempo estas sustancias afectan la capacidad de razonamiento y toma de decisiones, afectando seriamente la calidad de vida del individuo y de sus seres cercanos.

Cabe mencionar que dichas sustancias afectan la salud de manera extrema, ya que pueden causar problemas en el ritmo cardiaco, respiración, sueño, en la corteza cerebral, que es la encargada en pocas palabras del pensar y razonar.

Estudios también demuestran que la tolerancia a las drogas puede generar cambios muy profundos en las neuronas y en los circuitos cerebrales, provocando aún mayor dependencia reactiva a estímulos, por lo que a pesar de haber pasado años de abstinencia pueden haber recaídas.

La propensión a las adicciones proviene de varios factores biológicos y ambientales, siendo la genética un factor de riesgo de entre el 40 y el 60%. Esto quiere decir que no por que una persona tenga cierta información genética está garantizado que se convierta en una persona adicta, sin embargo, si esa persona se expone a las sustancias muy prontamente caerá en dicha adicción. Los principales factores de riesgo que generan adicciones son:

  • Conducta agresiva temprana
  • Habilidades sociales deficientes
  • Ausencia de supervisión paterna
  • Compañeros/amigos que abusan de sustancias
  • Disponibilidad de la droga
  • Pobreza

y de protección

  • Autocontrol
  • Relaciones positivas
  • Supervisión y apoyo paterno
  • Información
  • Políticas contra el uso de drogas
  • Cohesión comunitaria

[Fuente: National Institute on Drug Abuse]

La doctora María Elena Medina Mora comenta que para que se desarrolle una adicción importa igual lo adictiva que sea la droga, su disponibilidad y lo aceptable que la considere la sociedad, un ejemplo de esto es la cantidad de personas adictas a la nicotina.

Una etapa de la vida que es igualmente vulnerable y peligrosa es la adolescencia, ya que mayormente se toman decisiones en base a lo emocional y no a lo racional. Si una persona desarrolla adicción en ésta etapa difícilmente logrará superarla, a lo que se suma una vida muy complicada y que puede desencadenar inclusive en enfermedades mentales, y aunque no lo fuera así, se ven afectados diferentes circuitos cerebrales relacionados con el aprendizaje, con la memoria, con el control de emociones, con la toma de decisiones, resultando en una calidad de vida pobre tanto para el individuo como para sus seres cercanos.

Como conclusión puedo decir que vivimos en una época en que se exhorta a la apertura a muchas cosas, sin embargo no todas ellas son realmente buenas, por lo que debemos procurar buen juicio y evitar aquello que nos pueda dañar ya sea a corto o largo plazo, y pensar también en aquellas personas que nos importan, porque ellos también podrían resultar afectados. La mejor cura a las adicciones es la prevención,  y como menciona el Doctor Baler: “Evitar todo lo que sabemos que es dañino y tratar de promover y enaltecer lo que sabemos que es positivo, todo lo que promueve un ambiente saludable por fuerza va a reducir el riesgo absoluto de abuso de sustancias”.

 

Más información

Investigadores consultados:

  • Doctora María Elena Medina Mora Icaza, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz” (INPRF)
  • Rubén Baler, científico de la salud de la Oficina de Políticas Científicas del NIDA

 

Notas personales:

  • Elegí éste tema debido a que tuve la oportunidad de tratar con personas profesionales en el campo de investigación de las adicciones y me parece un tema por demás interesante, además ya que leí el texto me gustó mucho la forma en que explica la bioquímica de las adicciones de una manera muy simple pero precisa.
  • Para empezar a escribir partí de la idea introductoria del tema ya publicado, que a mi parecer capta el interés en la lectura inmediatamente. Para mi fue más fácil hacer el comic y después el texto, ya que el comic tiene ideas más abstractas y resumidas.
  • La dirección para consultar el comic es: https://www.pixton.com/es/comic/1xzv1ejnPixton_Comic_El_cerebro_adicto_por_ZZ22

 

 

 

¿Qué es ser un estudiante en línea?

¿Qué es ser un estudiante en línea?

La modalidad de estudios en línea incorpora el uso de las Tecnologías de la Informática y la Comunicación (TIC).Bajo esta modalidad el proceso educativo se concibe más como un proceso de aprendizaje que de enseñanza para las personas que participan en el acto.El proceso de aprendizaje se lleva cabo en un Ambiente Virtual de Aprendizaje, el cual engloba una visión conjunta del como se enseña, como se aprende y se elabora a partir del establecimiento de objetivos de aprendizaje, incorporando actividades y experiencias de aprendizaje estimulantes.

El rol del estudiante en línea

De ser pasivo a ser proactivo

El estudiante en línea ha de concebirse como el responsable de su propio aprendizaje y deberá tomar un papel activo, de involucrarse en el proceso y prepararse significativamente para participar en el curso.

De la exigencia en la participación

En la modalidad en línea existen recursos tecnológicos que generan registros para que el docente o la figura académica correspondiente identifique si el estudiante participa o no, lo cual puede promover un desarrollo significativo de el sentido de la autocrítica del estudiante en la dinámica grupal.

De la estática entre tiempo y espacio a la dinámica autogestiva

No se encuentra sujeto a los horarios y a los espacios físicos para dar paso a la autogestión; él mismo es quien determina donde, como, cuando, y cuanto estudia, lo que le da al estudiante el papel protagónico dentro de su proceso de aprendizaje. Cualquier persona con acceso a internet puede estudiar en línea en cualquier lugar y en cualquier momento. Existen tiempos de entrega, por lo que es muy importante que el estudiante se administre a fin de cumplir cabalmente con sus actividades académicas.

Del seguimiento académico

Existe la facilidad de compartir las dudas en público (foro de discusión) así como en privado (mensajería interna, correo electrónico), para ambos casos deberá esperar la respuesta del Docente entre las próximas 24 y 48 horas y visitar la sección de preguntas frecuentes o interactuar con los compañeros para intercambiar dudas y recibir realimentación.

De la interacción grupal y con el docente

El estudiante en línea interactúa principalmente con los contenidos (multimedia, interactivos, entre otros) del ambiente virtual de aprendizaje. El estudiante en línea interactúa de manera asincrónica con el docente en línea (al cual también puede denominarse Asesor, Tutor, Guía, entre otros) y con los compañeros de curso, no necesariamente de manera simultánea, sino que cada uno lo hace a su propio ritmo y de acuerdo con sus posibilidades y disposición en diferentes momentos.

De los aportes de la internet y la riqueza del conocimiento

El estudiante en línea contará con una serie de materiales recomendados por los desarrolladores del curso, el docente también podrá sugerirle materiales extra, tiene como principal herramienta a la red de amplitud mundial pero deberá hacer un uso crítico de la información y buscar la confiabilidad de las fuentes.

Un estudiante es como cualquier otra persona y experimenta una gama de emociones a lo largo de diferentes momentos de su vida por lo que a continuación se muestran algunas sugerencias que pueden resultar de interés para quienes formen parte de un proceso educativo.

Recomendaciones Interpersonales para el estudiante en línea

Como parte de un aprendizaje en el manejo de las emociones resultan útiles las siguientes recomendaciones:

  • Identificar e interpretar nuestras emociones y reconocer el efecto que tienen en nosotros mismos y en los demás.
  • Controlar y manejar nuestras emociones y el como reaccionamos para así poder adaptarnos a las circunstancias que todo el tiempo están cambiando a nuestro alrededor.
  • Identificar, comprender y responder ante las circunstancias, para atender y entender a los demás.
  • Saber tratar con los demás, influir positivamente, motivar e inspirar, trabajar en equipo y mejorar la manera en la que nos comunicamos.

Las competencias interpersonales constituyen herramientas básicas para el desarrollo humano. En la medida que el estudiante en línea desarrolle y potencie las habilidades tanto académicas como interpersonales podrá en paralelo superar retos propios a su vida académica. El proceso de aprendizaje llevará al estudiante a pensar creativamente, a desarrollar y potenciar el desarrollo de habilidades científicas, tecnológicas y sociales que favorezcan la toma de decisiones, la solución de problemas, la integración, organización y comprensión de la información, pero principalmente el aprender a aprender.

Retos para el estudiante en línea

  • Adoptar una actitud crítica y creativa de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y participar activamente durante su formación académica.
  •  Cuestionar, replantear, investigar e idear nuevas formas de descubrir.
  • Adaptarse al trabajo en un entorno cambiante.
  • Optimizar la comunicación escrita, el uso de la gramática, sintaxis y semántica.

El ser un estudiante en línea implica ciertos saberes, actitudes, retos, exigencias, ventajas y compromisos, pero sobre todo la disposición de aprender, el estudiante en línea tiene ante sí la oportunidad de marcar su propio ritmo de aprendizaje y de trazar sus horizontes de estudio de acuerdo con sus metas académicas.

(Resumen del texto original de Ricardo López Meza; 2016)